BUCARDO » Conoce sobre este interesante animal extinto

El Bucardo fue desde la prehistoria una pieza de caza muy popular entre los neandertales. Anteriormente, esta especie se encontraba en ambas costas del Pirineo, luego pasó a extenderse por las zonas montañosas de Navarra, Huesca, Gerona, Lérida y Vasco. 

A medida que el tiempo fue avanzando, este animal también era perseguido por nuestra propia especie. Ya que, debido a su rareza e imponente tamaño, los círculos cinegéticos aumentaron su valor y demanda. Conoce más sobre este interesante animal aquí. 

Bucardo (Capra Pyrenaica)

Archivo:Pyrenean Ibex.png

El Bucardo, conocido por su nombre científico como Capra Pyrenaica, era una subespecie de la cabra montés ibérica. Al principio del siglo XX fue clasificada por primera vez como una especie en peligro de extinción. Luego en el 2000 entró en la lista de mamíferos extintos

Características

El Bucardo tenía muchas particularidades que lo hacían muy interessante.

Cornamenta

Tenía una cornamenta prominente, de astas gruesas tanto en machos como en las hembras. Gracias a sus astas, se convirtió en una pieza de caza muy codiciada.

Pelaje

Tenía un pelaje liso y grueso que los protegía en el invierno. Los machos se diferenciaban de las hembras, debido a que tenían unas rayas de color negro que se podían apreciar sobre la piel de su espalda y patas. Mientras que las hembras tenían un color más claro.

Tamaño

Tenían orejas cortadas, ojos grandes, cola roma, y un cuello musculoso. Con respecto a su peso, sólo se guarda un registro de 66 kg, lo que quiere decir que era un poco más grandes que el resto de las cabras comunes. Sin embargo, ese peso se relacionaba mucho a sus cuernos.

Comportamiento

Se cree que el comportamiento de los Bucardos era similar al de otras cabras monteses, ya que al ser un animales que habitaban comúnmente en montañas se les atribuían costumbres nocturnas y de ser animales activos en situaciones de peligro.

Se estima que el Bucardo vivía en pequeñas manadas o rebaños con los cuales hacía sus recorridos hacia las grandes montañas. Y a medida que el clima iba cambiando estas emigraban en grupos hacia fronteras cercanas en busca de alimento.

¿En qué consistía la dieta del Bucardo?

Bucardo

Se les atribuye fama de herbívoros, pues se alimentaban principalmente de plantas, hierbas, corteza, ramas y hojas.

Por esta razón era tan importante para el Bucardo mantenerse en zonas montañosas o en grandes llanuras donde fuese sencillo conseguir alimentos.

¿Cómo era su Reproducción?

Se dice que la especie era polígama y su período de celo variaba entre enero y noviembre. Cuando se reunían, los machos jóvenes peleaban entre sí chocando sus cuernos para ganar el derecho de aparearse a un pequeño grupo de hembras, las cuales abandonaba después de copularlas.

El período de gestación duraba alrededor de 5 meses, y la época de parto propicia era entre abril y julio. Daban a luz alrededor de una y dos crías, las cuales eran amamantadas hasta los seis meses de edad.

Una vez alcanzada su madurez sexual se congregaban en grupos de machos hasta alcanzar su vejez.

¿Cuál era su Hábitat?

El Bucardo, se encontraba mayormente situado en zonas montañosas y frías. Originalmente vivía en una cordillera situada al norte de la península ibérica, comúnmente conocida como Pirineo, el cual hace una frontera natural entre Francia y España, países donde luego migraron. 

En el Parque Nacional de Ordesa, ubicado en el norte de la Península Ibérica, se concentró hasta el siglo XIX un gran número de individuos de esta especie de cabra.

Bucardo

¿Por qué el Bucardo se extinguió?

Como muchos animales extintos, se cree que las causas de la desaparición de esta especie no sólo estuvo ligada a la caza indiscriminada a la que fue sometida por parte del hombre. Sino que también se debió a los cambios climáticos, que mermaron la existencia de alimentos.

Esta escasez de alimentos, los obligó a competir con otras especies más fuertes o mejor adaptadas a las condiciones climáticas reinantes, por lo que terminaron por desaparecer.

¿Tenía depredadores?

La principal amenaza para los Bucardos desde la prehistoria siempre fueron los seres humanos, siendo sus primeros cazadores los neandertales. Pero, con la evolución de la especie humana, también se mantuvo la afición por la caza de estos animales.

El hombre siempre vió en el Bucardo un objetivo de caza ideal, por la oportunidad de negocio que veía en la venta al mejor postor, de los cuernos y pelaje de éste animal.

Esto provocó que los Bucardos migraran del Pirineo a Francia y España, lo cual afectó sensiblemente su número, el cual se iba reduciendo cada vez más. Por ello, para el año 1900 sólo quedaba un pequeño grupo de 50 individuos que se encontraban en España.

A pesar de todas las amenazas a las cuales el Bucardo estuvo expuesto, su población permaneció estable hasta 1981, muriendo el último ejemplar en el año 2000 en España.