FOCA MONJE DEL CARIBE » Una foca única en su especia

La foca monje del caribe era reconocida por habitar las aguas tropicales. Era grande y los machos podían llegar a pesar hasta 150 kg. Uno de los primeros en registrar un encuentro con ellas fue Cristóbal Colón; su piel y pelaje llamaron su atención al instante. Por ello, debido a su atractiva y práctica piel, los colonos organizaron cacerías para capturarlas. Lamentablemente encontraron la extinción en el transcurso del siglo XX.

Foca Monje del Caribe (Neomonachus Tropicalis)

La foca monje del caribe era también conocida como neomonachus tropicalis. Se le reconocía por ser uno de los mamíferos extintos propios del caribe. Era parte de la familia de los pinnípedos. Pero se diferenciba de otras especies de esta familia por carecer de pabellón auditivo. 

Conoce la historia de este increíble animal

foca monje del caribe

Se cuenta que Cristóbal Colón fue quien descubrió, en alguno de sus viajes, a la foca monje del Caribe o foca fraile del Caribe. A primera vista las confundió con lobos marinos; pero no fue sino hasta 1850, cuando se estudió y describió científicamente a un espécimen por primera vez. 

Colón describió a estos animales como maravillosos, de tamaño mediano, carácter tímido y al parecer con una buena piel que podría servir para hacer abrigos, siendo él quien dio a conocer el supuesto potencial económico del animal.

Desde sus primeros avistamientos las focas del caribe siempre llamaron la atención de los marineros. Esto se debía a que los pliegues de grasa que tenían en su cabeza y su color café, las asemejaban a los capuchones que utilizaban los monjes de la época.

Características

Además de su distintivo color y los pliegues que tenía en el cuello, la foca monje tenía otras importantes particularidades:

foca monje del caribe

Medidas

La foca monje del caribe era un animal cuyas medidas oscilaban entre los 2,20 mts y los 2,40 mts de longitud, pudiendo llegar a pesar hasta 130 kg. Los machos eran mucho más grandes y pesados que las hembras.

Pelaje

Al momento de su nacimiento, el pelaje de las crías de esta especie era totalmente de color negro. Luego, al crecer, el pelaje de todo su cuerpo cambiaba a un color castaño, a excepción de la zona de la barriga que se tornaba de un color blanco amarillento.

Comportamiento

Esta especie de foca solían reunirse en grandes grupos o manadas que estaban lideradas por un macho adulto de gran tamaño. Eran de carácter dócil y sólo los machos se enfrentaban para conseguir hembras y aparearse con ellas.

Glándulas mamarías

Las hembras tenían cuatro mamas, cuando el resto de focas sólo poseía dos de ellas.

¿En qué consistía la alimentación de la foca monje del caribe?

La dieta de la foca del caribe se basaba principalmente de peces, cefalópodos y crustáceos. Estos animales cazaban desde el amanecer al crepúsculo, por lo que se les consideraban muy activos. También, se alimentaban de algunas plantas y algas marinas.

¿Cómo era su proceso reproductivo?

En el caso de los hábitos de reproducción de esta especie se sabe que el período de gestación era de 10 meses y que sólo daban a luz a una sola cría, específicamente en el mes de diciembre

Las crías se mantenían junto con su madre durante tres meses o hasta que eran lo suficientemente grandes para cazar por sí solas. Luego estas buscaban un lugar para repetir el ciclo. 

¿En donde vivían?

Esta subespecie habitaba en zonas costeras, desde la Florida y Puerto Rico hasta llegar al norte de Sudamérica. Se mantenían mayormente en las Antillas Mayores que comprenden a Cuba, Haití, Jamaica y muchos otros países hasta llegar a toda las costas de Centroamérica.

Se decía que esta especie habitaba toda la región intertropical del Mar Caribe, hasta llegar a noroeste y el golfo de México. También se encontraron en las Bahamas y hay documentos que indican que pudieron llegar hasta el sureste de Estados Unidos.

¿Qué causó la extinción de la foca monje del caribe?

Cristóbal Colón

La extinción de la foca monje del caribe estuvo estrechamente ligada a la caza masiva que llevaron a cabo los colonos europeos tras su llegada al continente americano; al igual que con muchas otras especies de animales extintos. Estos vieron un importante potencial económico de las focas monje del caribe, por su piel, su grasa y su carne como alimento. 

En una noche de cacería, lo colonos europeos podían llegar a cazar a más de cien focas.

Otros vieron a esta especie de foca como una importante amenaza para la conservación de los bancos de peces. Por lo que los pescadores de la época se organizaron e iniciaron una campaña destinada a exterminarlas por completo.

Por otro lado, la focas del caribe también eran cazadas por encargo de varios científicos del mundo, quienes gustaban de coleccionarlas en sus museos.

La foca monje del caribe fue clasificada extinta en 1994, pero la IUCN oficializó su extinción en el año 1996.

¿Quiénes eran sus principales Depredadores?

La principal amenaza de esta especie estuvo a cargo del hombre, específicamente de los colonos europeos, quienes las cazaban de manera indiscriminada para obtener su piel y su grasa. También para alimentarse.

Entre sus depredadores naturales se encontraban los tiburones quienes las cazaban para alimentarse. Pero, estos en nada influenciaron la desaparición de la especie.