OSO POLAR » Un animal en peligro de extinción

Advertisement

En la actualidad, de las 19 especies existentes de oso polar, 5 de ellas se encuentran en un estado de amenaza debido al ritmo acelerado de su disminución. Esta cifra es alarmante, ya que de seguir descendiendo, podría llegar a la extinción.

Advertisement

El oso polar se encuentra en este estado de vulnerabilidad debido a la caza indiscriminada en  la última década, desde entonces no ha habido limitaciones, lo que ha llevado a un gran número de cazadores alrededor del mundo a matarlos en forma constante.

En relación a las otras especies de oso polar, sólo 5 de ellas se cree están seguras. Según reportes existen dos categorías que han crecido en números de ejemplares, noticia positiva ante la amenaza, sin embargo, no hay información de las demás especies, por lo tanto no se pueden colocar en una categoría de amenaza o extinción.

Advertisement

Causas del peligro de extinción del oso polar

Mientras tanto, los expertos estiman que la especie de oso polar disminuirá hasta en un 30 % en los siguientes 40 años, si no se empieza a tomar conciencia sobre el peligro que presenta este ejemplar.

Caza indiscriminada

El esfuerzo por la conservación de este mamífero establece la restricción de la caza, ya que es una especie en peligro latente, los gobiernos se han involucrado cada vez más, no obstante, algunas de esas luchas han sido en vano pues, la matanza continúa. Se cree que las labores por tratar de frenar la caza no han sido muy estrictas o no se han cumplido de la mejor manera en cada lugar. Son muchas las personas que ven al oso polar como una especie de animal amenazante, pensamiento que los induce a matarlos antes de que puedan atacar,  y cazarlos para mantenerlos en cautiverio y así poder controlarlos.

Pero, esta situación de ataque hay que analizarla muy bien, los osos polares sólo reaccionan cuando advierten un estado de peligro, generalmente no suelen perseguir a los seres humanos, y en caso que esto ocurriera, él intentará huir, aunque lo más probable es que concluya con la muerte del animal. Una excepción sería si tiene mucha hambre y para ese momento la fuente de comida no sería lo suficiente, allí si atacaría, pero culpa de ello es la mano del hombre, la destrucción del hábitat, cada vez está provocando más estragos en la naturaleza.

Contaminación

Uno de los graves problemas es la contaminación, este factor pone en jaque la subsistencia del oso polar, contaminación que hay el mundo cada vez es mayor. La contaminación del aire, del agua, bosques, entre otros, pone en peligro a cualquier especie silvestre. Es importante saber que el oso polar se encuentra expuesto a pesticidas, incluso la grasa que ingieren al comer las focas, ésta viene inmersa de toxinas dañinas para el organismo del animal, así entre otros factores que poco a poco  están haciendo proclives la desaparición de la especie.

Todo esto deja como consecuencia, procesos de gestación débiles, abortos (disminuyendo aún más la población), ejemplares con poco peso al nacer, y un sistema inmunitario débil, lo que los hace más vulnerables en el medio ambiente. Este es uno de los peores escenarios que, sin lugar a dudas, provocará inminentemente la reducción de la especie en todo el mundo.

Conciencia

Otra de las grandes amenazas para el oso polar es el calentamiento global, entonces, para revertir esta situación, los seres humanos deben cambiar el modo de vivir, cuidar más del medio ambiente y evitar daños a la capa  de ozono. Si bien los animales no tienen control sobre los cambios ni daños ambientales, el ser humano sí. Por lo tanto es responsable en tomar acciones positivas para el medio que le rodea.